Marcha nórdica -Marijo Villalba

Nordic Walking

Dos bastones, un poco de técnica y el mundo por pista de juego. El Nordic Walking surgió en Finlandia como forma de entrenamiento veraniego para esquiadores y, al revelarse como un ejercicio completo y sencillo, se extendió por todo Europa rápidamente. Te contamos las razones de su éxito.

Ya lo hemos dicho muchas veces: vivimos en la era del fitness. Sudar, cansarse y mover el cuerpo nunca estuvieron más de moda y a estas alturas la oferta de disciplinas es tan amplia que, si todavía no has encontrado una que te guste, probablemente es porque no has buscado lo suficiente.

Spinning, Zumba, Crossfit, Aquagym, Bodypump, etc... son todas ellas disciplinas que cumplen sobradamente con las expectativas: son entretenidas, mejoran la condición física y generan una buena cantidad de endorfinas, lo que en conjunto las hace muy recomendables (yo, al menos, las recomiendo).

Si eres de los que con el cambio de hora se dan de baja del gimnasio porque prefieren disfrutar del buen tiempo, pero por otra parte no quieres renunciar a la actividad física, tenemos una propuesta que hacerte. Hablamos de una disciplina deportiva increíblemente barata y que puedes practicar donde mejor te parezca, tanto en grupo como en solitario. Hablamos de nordic walking o marcha nórdica.

Un poco de historia

En los países nórdicos existe una gran devoción por todo lo relacionado con el esquí, desde las competiciones de saltos, a las carreras de esquí nórdico, hasta los paseos con esquis por los bosques o circuitos.

No es raro, pues, que la competitividad indujera a los deportistas nórdicos a buscar nuevas formas de entrenamiento y, lo que es más importante, alternativas para ejercitarse cuando no había nieve. Aunque el entrenamiento con bastones data de los años 30, fue en 1979 cuando el finlandés Mauri Repo, profesor de educación física y preparador de esquiadores, publicó un método que puede considerarse el embrión de lo que hoy en día llamamos marcha nórdica.

A finales de los años 80, el instructor de esquí y corredor de fondo norteamericano Tom Rutlin desarrolló una técnica conocida como Exerstrider, muy similar a la marcha nórdica, pero que tuvo un éxito limitado. El boom del Nordic Walking se produciría una década más tarde, cuando la empresa finlandesa EXEL desarrollase un nuevo tipo de bastones en colaboración con Marko Kantaneva, que había llevado a cabo varios estudios sobre los beneficios de esta práctica.

Desde entonces, el Nordic Walking se ha extendido con gran éxito más allá de los países nórdicos. Mucho más allá. Y aquí ya se ha instalado.

La técnica

En contra de lo que pueda pensarse, la marcha nórdica no cosiste simplemente en caminar con dos bastones en la mano. Es más bien un conjunto de técnicas que buscan activar la parte superior del cuerpo mientras se camina. A algunas personas este movimiento les resulta bastante intuitivo, mientras que para otras es todo lo contrario, pero en cualquier caso, es relativamente fácil de aprender.

No existe una técnica única de Nordic Walking, sino varias, englobadas en tres métodos distintos: el original (desarrollada por Kantaneva), el de los 10 pasos o INWA, ALFA 247 y FITTREK; si bien es cierto que todos ellos tienen más cosas en común que diferencias. Las premisas son:
- Utilizar el movimiento natural del caminar
- Utilizar los bastones 
- La correcta postura


¿Por qué es tan importante una correcta técnica?

Como en todos los deportes que requieren una cierta técnica y sobre todo dadas las características del NW, siendo un concepto de movimiento en función de la salud, aprender una correcta técnica es muy aconsejable. Una característica típica de esta técnica es el abrir y cerrar activamente de las manos durante el péndulo de los brazos hacia delante y hacia atrás. Sólo con una correcta técnica, podrás activar y entrenar la cantidad más alta de músculos resultando en toda una serie de beneficios para la salud. Una buena técnica, controlada por especialistas evitará sobrecargas de los músculos y los tendones y será también la base para poder llegar a un entrenamiento regular sin "efectos secundarios".

En los cursos que te propongo aprenderás la técnica correcta para utilizar adecuadamente los bastones de marcha nórdica y poder aprovecharte de los beneficios que te expongo.

Ahora bien ¿todo esto sirve para algo?

Los beneficios

Una técnica de marcha nórdica correctamente ejecutada implica que se hace fuerza con los brazos al caminar. Es decir, no se trata de mover los brazos simplemente para colocar los bastones, sino que debemos apoyar en ellos parte de nuestro peso. Este movimiento, repetido una y otra vez, redunda en un fortalecimiento  los músculos del brazo, así como del pecho, los hombros y la espalda. Hablamos, lógicamente, de un ejercicio de tonificación, en ningún caso de ganancia muscular.

Por otra parte, el hecho de tener que apoyar parte del peso sobre las extremidades superiores tiene un beneficio inesperado. Y es que la marcha nórdica es una ayuda inestimable para quienes padecen problemas de pies, rodilla, caderas y lumbares.

En cuanto a la intensidad del ejercicio, lógicamente, depende de uno mismo, pero como norma general se ha calculado que con esta técnica se quema un 46% más de calorías que andando de forma convencional. Cabe recordar aquí, que caminar a alta intensidad puede ser un método para quemar grasa más efectivo incluso que correr; todo depende del control de nuestras pulsaciones.

Por cierto, si hay un colectivo para el que la marcha nórdica resulta especialmente beneficiosa, ese es el de las personas mayores. Y es que el Nordic Walking ha demostrado, en varios estudios llevados a cabo por universidades japonesas y americanas, ser uno de los métodos más efectivos para aumentar la capacidad aeróbica, la coordinación y la tonificación muscular en gente mayor.

Si eres de los que quieren iniciarse a un nuevo deporte asequible para todos, de los que disfrutan de una buena caminata por el bosque o el campo, la marcha nórdica es una forma estupenda de sacar más partido a esas horas de actividad. Sólo vas a necesitar dos bastones, APRENDER LA TÉCNICA, practicar un poco acercarte a nuestras actividades descubrirás un abanico de posibilidades para poderte encajar según tus objetivos:

Rehabilitación

Paseos saludables, ocio.

Nordicfitness, puesta en forma.

Entrenamientos de competición