MARCHA NÓRDICA dirigida +55+60....

                                          Curso 2018-2019

                                  Grupo sesiones dirigidas de marcha nórdica

                                                 Los martes de 10.30 a 12:00.

                            Abiertas las inscripciones (llamar por teléfono) 659834530


                                                                    ¿Te animas?

Clases continuadas de Marcha Nórdica Ipar-Martxa en Donosti para 55+-60+...

                            En Egia (calle Duque de Mandas)

Clases dirigidas  enfocadas a la práctica, mejora de la técnica y puesta en forma de forma saludable al aire libre.  Ejercicios y marchas adecuados al grupo

La actividad se realizará al aire libre utilizando los espacios de la ciudad. 

A pocos metros del local está el parque de Cristina Enea. 

El local-gimnasio se utilizará en caso de mal tiempo y para la práctica de ciertos ejercicios como estiramientos o ejercicios saludables con bastones etc.. se podrá dejar las cosas allí cuando salgamos así como para cambiarnos.

Beneficios de la marcha nórdica para gente 55+ - 60+

Es una actividad que ayuda a mantener una vida sana y activa, especialmente en el caso de las personas a partir de cierta edad por los múltiples beneficios que conlleva tanto a nivel físico -prevención de la diabetes, hipertensión, osteoporosis,... - como mental -prevención de las demencias, depresión,... -, además de ser una actividad segura y poco agresiva con el cuerpo.

Ipar-martxa, marcha nórdica o nordic walking consiste en caminar siguiendo una técnica concreta e incorporando un bastones específicos. Se trata de una actividad física más efectiva que la de caminar sin bastones, apta para casi todo el mundo y en la que la propia persona puede determinar el grado de esfuerzo que quiere realizar además de ser relajante, divertida y económica.

Los 3 pilares de la marcha nórdica para mayores de 55- 60 años

Para sacar el máximo provecho de la marcha nórdica hay que respetar tres puntos fundamentales:

  • Caminar con la técnica correcta.
  • Hacer la actividad con una postura y alineación adecuada del cuerpo, manteniendo una estabilidad central y activando los músculos de abdomen y espalda.
  • Hacer un uso correcto de la técnica para utilizar los bastones.

Beneficios físicos y mentales de la marcha nórdica a partir de cierta edad.

Es preferible practicar la marcha nórdica en compañía. Conseguiremos beneficios físicos y anímicos.

El nordic walking, si se practica de la manera adecuada permite:

  • Movernos de manera natural y fluida, de un modo seguro y saludable.
  • Caminar con una postura y alineación correctas que nos ayudan a evitar o mejorar déficits posturales que pueden venir dados por deformidades artrósicas por ejemplo, o reducir alteraciones producidas por la osteoporosis.
  • Repartir el esfuerzo físico entre todo el cuerpo, trabajando hasta un 90% de la musculatura corporal sin forzar las articulaciones ( espalda, abdominales, pectorales, brazos, piernas,...).
  • Reforzar el equilibrio, evitando así el riesgo de caídas.
  • Aliviar las tensiones musculares por la continua alternancia de la contracción y relajación de los músculos que utilizamos.
  • Hacer un entrenamiento aeróbico eficaz que aumenta la circulación sanguínea, oxigena nuestro organismo y mejora la salud cardiovascular.
  • Evitar el sobrepeso y el sedentarismo, que nos pueden hacer perder movilidad y autonomía.
  • Mejorar el sistema inmunitario, que nos protege de infecciones y enfermedades además de ayudarnos a mantener los valores óptimos de colesterol, azúcar, tensión....
  • Evitar o ralentizar el deterioro cognitivo.
  • Mantenernos jóvenes más tiempo, física y mentalmente.

Además, hacer esta y otras actividades físicas hace que liberemos endorfinas, que nos hacen sentir más alegres y optimistas, y si practicamos la marcha nórdica con otras personas evitamos aislarnos, sentirnos solos y nos podemos enriquecer y crecer como personas.

¿Con qué frecuencia debería hacer marcha nórdica?

Antes de iniciarse en una nueva actividad física, sobre todo si superamos los 55 años y que no acostumbra a hacer ejercicio, sería conveniente visitar al médico para asegurarse de que no hay ninguna contraindicación.

En el caso de personas que normalmente no realizan actividad física sería bueno empezar con una inTensidad baja, pero el objetivo sería ir aumentando el tiempo hasta llegar a caminar cada vez más tiempo y con una intensidad moderada.

Se recomienda caminar todos os días.

Antes de iniciar el ejercicio habría que hacer un buen calentamiento y también estiramientos al terminar.

¿Qué necesitamos para iniciarnos en la marcha nórdica?

Para empezar a practicar el nordic walking sólo necesitamos aprender la técnica, conseguir unos bastones y ponernos a caminar.

Es conveniente emplear un calzado deportivo adecuado para el tipo de terreno sobre el que pasearemos y vestirnos con ropa cómoda y adecuada al tiempo que haga ese día.